Estos vídeos muestran cómo se portan los Tesla con ‘Full Self-Driving’

publicado en: Blog | 0

A Elon Musk no debe gustarle demasiado que la gente conduzca, porque está empeñado en poner en marcha el sistema de conducción autónoma de sus Tesla cuanto antes. En 2015 quedó claro que no estábamos preparados, pero… ¿y ahora?

Hace unos días desplegaba una beta de su sistema ‘Full Self-Driving’ a la que ya han tenido acceso un número limitado de usuarios, y como era de esperar han comenzado a aparecer los vídeos de quienes la han probado. El coche autónomo de Tesla no es del todo autónomo, y aunque apunta maneras también plantea dudas cuando vemos algún que otro susto que el conductor debe salvar en el último instante.

Conductores que actúan como conejillos de indias

Cuando Tesla activó esta nueva versión de su sistema de conducción autónoma algunos analistas ya advirtieron del peligro. “Todos somos conejillos de Indias de Tesla”, apuntaban por ejemplo en Axios.

La propia Tesla señalaba a sus usuarios que ese modo de conducción autónoma no era totalmente funcional, y dejaba claro que su sistema “podría hacer lo peor en el peor momento, así que debes tener siempre las manos en el volante y poner extra de atención en la carretera. No te vuelvas complaciente”. No te relajes, parecía decir Tesla, mientras ofrecía esa opción.

Los vídeos que han ido publicando los usuarios lo demuestran: es cierto que en varios de esos vídeos la característica parece funcionar de forma adecuada.

No es como decimos un sistema completo de conducción autónoma, sino una mejora al “Autopilot” que ya lleva tiempo sorprendiéndonos y que se complementa con esta actualización llamada “Autosteer for City Streets”.

Con este sistema el coche es capaz de acelerar y frenar en su carril, cambiar de carril en autopistas y ahora carreteras convencionales, o girar de forma adecuada como hace el resto del tráfico.

Esto último, por cierto, parece no funcionar del todo bien, como descubrió uno de los usuarios de este sistema que estuvo a punto de chocar con otro coche: estar muy atento le salvó de un accidente, como se puede ver en el vídeo:

 

 

Este sistema, por cierto, no es barato: es una característica opcional con la que equipar a los Tesla que les costaba a sus propietarios 8.000 dólares, y que ahora, indicó el propio Musksubirá a 10.000 dólares.

 

Noticia original de Xataka aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *